Amor a la lectura

30 de enero del 2019 – Empieza el semestre de primavera 2019 en la Ibero y como el semestre pasado las estudiantes de pedagogía de la clase de diseño educativo realizan sus prácticas profesionales en el campamento otomí de la calle Roma, esquina con Milán.

Las clases empiezan con un desayuno para los niños que las mismas estudiantes preparan porque con hambre no se puede aprender. Durante el desayuno María José Peón, estudiante de pedagogía que decidió hacer su servicio social en este proyecto, lee adivinanzas a los niños:

Tengo hojas, sin ser árbol.
Te hablo, sin tener voz.
Si me abres, no me quejo.
Adivina ¿quién soy yo?

Son siete estudiantes de la clase de diseño educativo que estarán trabajando en el proyecto de Lectura Compartida. Paloma Namur, de sexto semestre de pedagogía, nos cuenta uno de los objetivos del proyecto: “a través del amor a la lectura queremos trabajar la alfabetización emocional, es decir a través de los cuentos que leemos juntas, que las niñas se den cuenta de la reacción de los personajes y les sirva como una guía en cómo pueden reaccionar a situaciones similares.”

Foto: Proyecto Educativo Autónomo Otomí CDMX


Estas prácticas son importantes para las estudiantes ya que pueden aplicar sus conocimientos teóricos en un proyecto real. Para Marily Sandoval, de sexto semestre, la importancia radica en tener contacto directo con un contexto distinto y que no es lejano, considera que en un futuro cuando diseñe política pública sabrá que no toda la realidad entra en las estadísticas oficiales de educación.

Foto: Proyecto Educativo Autónomo Otomí CDMX

Los infantes que toman clases de lectura llevan más de un año viviendo en las calles con sus padres, su situación es de alta vulnerabilidad al estar expuestos a la falta de un techo digno, servicios y oportunidades. Por ese motivo las estudiantes del semestre pasado lanzaron una campaña de crowdfunding para comprar material educativo de calidad logrando recaudar $38,410 pesos. Impulsa Ibero y el departamento de educación estamos trabajando para comprar, lo antes posible, el material.

Foto: Proyecto Educativo Autónomo Otomí CDMX

Por Eduardo Velasco Vásquez
Twitter @lalo777