Enchúlame mi huerto, agricultura urbana

1 de marzo del 2019 – ¿Te has sentido estresado en la Ibero? Sube al Huerto Ibero y respira aire fresco. Ubicado en la azotea del edificio S, el departamento de arquitectura busca detonar un espacio de encuentro donde la comunidad Ibero pueda aprender los principios de agricultura urbana y replicarlo en sus casas. El arquitecto Juan Casillas, es el académico responsable de este espacio interdisciplinario, aquí conviven investigaciones académicas de distintos departamentos, la ong Cultiva Ciudad que brinda asesoría especializada y la asociación estudiantil CamBio, que cuida y promueve la conciencia ambiental a través del huerto.

Estudiantes de la Ibero llegando al Huerto Ibero

Enchúlame mi huerto, es una iniciativa de CamBio, para convocar a más estudiantes al cuidado del lugar. Ricardo García, de octavo semestre de comunicación, resaltó que incluso aquí en la ciudad, dentro de la Ibero existen espacios para aprender y tener un contacto con la naturaleza. Rodeados de plantas de fresa, apios, lavandas, hierbabuenas, suculentas y más grupos de estudiantes llegan al huerto, se saludan, escuchan música y platican sobre sus vidas.

Una de las tareas del día de hoy es transplantar una lavanda de un metro de altura, para la faena cuatro estudiantes trabajan en equipo. Mientras las flores de lavanda agitan el aire con su perfume, otro equipo de estudiantes desarma un compostero en mal estado, la convocatoria reúne a estudiantes de ingeniería industrial, ingeniería química, arquitectura, comunicación, administración de la hospitalidad, juntos forman una comunidad entorno al cuidado de plantas y hortalizas. A Fernando Gutierrez, de cuarto semestre de diseño mecánico, le relaja estar rodeado de plantas además de que está convencido de que el huerto es una opción sustentable para promover la mejora del medio ambiente.

 

Para la estudiante de arquitectura Daniela Farfán, quien cumple su servicio de becaria, el huerto es una oportunidad para pensar sobre el impacto de un proyecto arquitectónico en el medio ambiente, ella observa que hacia allá va la arquitectura; al implemento de estrategias bio-climáticas que toman en cuenta el contexto antes de proyectar. En cambio para Pablo Salazar, de ingeniería química, la importancia del huerto es promover la cultura de crecer tus propios alimentos y auto abastecernos, así reduciríamos las emisiones que genera el traslado de alimentos del campo a la ciudad.

La llegada de la primavera se siente en el huerto, el calor ha hecho florecer y crecer a las plantas. Miriam Jiménez, de octavo semestre de administración de la hospitalidad, poda con delicadeza las plantas, ella se unió a CamBio para hacer un cambio en su vida, busca hacerse responsable de su habitar en la tierra, ahora es más consciente de los recursos que ocupa. Le asusta que para 2030 pueda suceder un colapso ambiental, por eso busca concientizar a través de CamBio sobre los beneficios del cuidado a la naturaleza.

Grupo de voluntarios en el Huerto Ibero

Tan diverso en especies de plantas es el huerto como los motivos de sus voluntarios para cuidarlo. Si tú también quieres participar ese esta iniciativa, escribe al instagram del huerto ibero.

Por Eduardo Velasco Vásquez
@lalo777