La historia de una niñez en las calles

27 de febrero del 2019 – Hannah Gallo, de sexto semestre de pedagogía, juega a entrevistar a Emmanuel, niño de la comunidad otomí, sobre su libro favorito – Lino Felino, de Estelí Meza- la historia de un gatito azul que se siente triste y con la ayuda su amigo recuerda que también hay cosas lindas en la vida. Unicef México, declara que son las niñas, niños y adolescentes indígenas quienes tienen mayores carencias y menor cumplimiento de sus derechos en nuestro país. El 76.1% de la población de habla indígena vive en la pobreza.

La lectura como puerta a nuevos mundos y no como un código


La selección de libros está basada en un programa de Lectura Compartida, pensado en la lectura familiar, expandir el vocabulario y mejorar la compresión lectora. El proyecto ha dado un giro, con respecto al semestre anterior, en esta ocasión las estudiantes de pedagogía no sólo quieren que la lectura sea una puerta a nuevos mundos, también están trabajando en que las niñas y niños sean autores de su propia historia.

Mientras un grupo de niñas y estudiantes de pedagogía pintan su nueva casa (una caja de cartón), Viviana Reyna, de sexto semestre de pedagogía, trabaja con Marlene y Valeria haciendo la portada de su próximo libro, contado e ilustrado por ellas mismas. Luz Maria Moreno, coordinadora del proyecto, nos comparte que la narración de un niño nos da la posibilidad de comprender cómo ellos ven el mundo. Cabe recordar que esta comunidad está viviendo en las calles desde hace un año y medio, cuando el sismo del 19 de septiembre del 2018 dejó en escombros su hogar, desde entonces la comunidad ha tenido que defenderse de la policía que intentó desalojarlos, luchar por tener baño, agua, luz, alimento y trabajo en un contexto de discriminación y violencia.

¿Qué historias duermen en el corazón de estas niñas y niños otomíes?

Elaborando la portada de su próximo libro

 

Según INEGI, el trabajo infantil es de 36% en niñez indígena, el doble del promedio nacional. Ademas, el 24% de las mujeres indígenas se casó antes de cumplir la mayoría de edad. Las consecuencias son el abandono de sus estudios, perpetrando la desigualdad que existe en nuestra sociedad.  El proyecto de Lectura Compartida, del departamento de pedagogía, es una semilla de cambio que cada miércoles las estudiantes riegan con amor por la lectura.

Para más información del proyecto: Proyecto Educativo Autónomo Otomí o escribir a luzmaria.moreno@ibero.mx

 

Voluntario leyendo con Bryan un libro de animales del mundo

 

Por Eduardo Velasco Vásquez
@lalo777