“Un sueño para los jóvenes: IBERO avala diplomado de la TOSEPAN”

Lorena Herrera Mora, tiene 26 años y es mamá de dos niñas, ella es de la región totonaca de la sierra norte de Puebla. Con su mejor amiga tuvo la idea de crear una cooperativa de mujeres bordadoras y es a través del diplomado “Plan de vida” de la TOSEPAN que busca hacer realidad sus sueños.

Como Lorena, alrededor de 400 jóvenes indígenas, de la región del papaloapan, son parte de la estrategia de la Unión de Cooperativas Tosepan para acompañar a la juventud. La estrategia consiste en complementar el programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro* con un diplomado que tiene como objetivo que los jóvenes ideen un modelo de negocio para generar su propio empleo e ir transformando las condiciones de la región.

La Ibero CDMX, es parte de la red de aliados de la TOSEPAN para lograr estos objetivos. Por eso el pasado 22 de febrero, la vicerrectora Sylvia Schmelkes y otros representantes de la universidad, acudieron a Cuetzalan, Puebla, sede de la TOSEPAN, a firmar un convenio de colaboración para que la IBERO valide el diplomado “Plan de Vida”. 

Este diplomado es semi-presencial, desde sus comunidades los jóvenes descargan el contenido en línea y una vez cada semana se reúnen para entregar asignaturas y compartir resultados. El uso de tecnologías para educación a distancia representó un reto en su diseño e implementación. Fue Indira Ochoa, coordinadora de DEMeT, quien asesoró el proceso que ha dado buenos resultados. 

Uno de los procesos más admirables es el cambio de perspectiva en los jóvenes. Javier Molina Hernández, de 26 años quiere demostrar que no se necesita migrar a los Estados Unidos para salir adelante, él menciona: “Aquí tengo un patrimonio por el cual vivir. Aquí hay un porvenir y bienestar para los jóvenes”. Para sorpresa de muchos, más de la mitad de los jóvenes participantes eligieron capacitarse en el módulo de revitalización campesina, el cual busca la recuperación del campo.

El corazón de estos jóvenes está lleno de sueños y proyectos para la sierra de puebla y sus familias. Es por eso que GIZ, cooperación alemana, invertirá 20 mil euros de capital semilla en los mejores proyectos de estos jóvenes. 

Con estas experiencias la IBERO demuestra que puede ayudar a transformar realidades fuera de sus muros y aprender de otras instituciones para enriquecerse.

*Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa federal diseñado para que empresas, instituciones públicas y organizaciones sociales capaciten a jóvenes en desarrollar sus habilidades y fortalecer su experiencia laboral.

Por Eduardo Velasco Vásquez